Ver carrito de la compra
Cesta
Productos: 0
Unidades: 0
Transporte ---
Total €: 0,00 €
Total Pta: 0 Pta
Buscar
En

_PAJAROS_ Todo tipo de Aves.
Gorrión de Java



_._BIENVENIDO_._(estamos a tu disposición)
_._NUESTRA FILOSOFÍA_._
_¿DÓNDE ESTAMOS?_
_AVES_
_GALERIA DE IMAGENES_
_INFORMACIÓN_ (entra y conoce mas de tu mascota)
_PAJAROS_ Todo tipo de Aves.
   _Información general_
   Agapornis (Inseparables)
   Cacatuas
   Canarios
   Diamantes
   Gorrión de Java
   Jaulas
   Loris
   Loros papilleros
   Periquitos
   Pico de Coral
   ROSELLAS
ACUARIOS
ERIZOS
FITOSANITARIOS
GALAPAGOS
GATOS
GUIA DE PLANTAS
JAULAS
LOROS PAPILLEROS
PERROS
REPTILES
ROEDORES
TORTUGAS DE TIERRA

Condiciones Generales
de Compra

Gorrión de Java

Una de las Aves de pequeño tamaño mas elegantes.  
Nombre común: Gorrión de Java o Padda.  
 
Nombre científico: Padda oryzivora.  
 
Características: Este estríldido es uno de los animales más robustos y elegantes que podamos encontrar, caracterizándose por ser un ave que se suele adaptar fácilmente a cualquier situación y que no se ve especialmente intimidado por la presencia del hombre. Suele presentar un comportamiento poco ruidoso, siendo animales muy activos e inquisitivos.  
Está encuadrado dentro del orden de las Paseriformes, familia de los Estríldidos, aunque en algunos estudios recientemente publicados se hace referencia a posibles cambios en su clasificación dentro del género de las munias como Lonchura oryzivora.  
 
Alcanza una talla adulta que ronda los 14 cm., por lo que podemos decir que este ave se puede encuadrar dentro de los estríldidos de mayor tamaño.  
 
La especie silvestre presenta un plumaje predominantemente azul grisáceo pálido. Su principal característica identificadora está en las manchas que aparecen en su cabeza que es negra con manchas blancas en las mejillas. La cola también es negra. El pico es rojo y rosa, los ojos castaños, las patas color carne y las uñas claras. Un anillo de piel desnuda, sin plumón, de un ligero color rojo rodea el borde ocular.  
 
No existen diferencias morfológicas evidentes distintivas del sexo. Los machos presentan un pico más grande y robusto que las hembra, y además el anillo de piel desnuda periorbital suele ser de un rojo más oscuro. Estas características no son definitorias y en determinadas hembras tanto el pico como la piel desnuda de alrededor del ojo son de un aspecto muy similar al de los machos.  
Otros autores afirman que la hembra es de menor tamaño que el macho y con el capirote más estrecho. Además, esta emite un canto más continuado y menos articulado que el macho, en el que cual el canto es parecido al tintineo de una campanilla.  
 
 
Habita tanto en zonas arboladas como en las tierras bajas, sobre todo en los campos de arroz y bambú formando en ocasiones grandes bandadas de cientos de individuos.  
Podemos encontrarle también en las proximidades de emplazamientos humanos anidando en tejados y edificios.  
Es considerado una autentica plaga por los agricultores dedicados al cultivo del arroz debido a la voracidad con la que devoran este cereal (de ahí su nombre científico). En campo abierto suele anidar en arbustos, en las copas de los arboles y en palmeras. Anidan también en nidos abandonados de pájaros carpinteros y en cavidades y huecos en piedras calizas.  
 
Los gorriones de Java no son unas aves excesivamente exigentes a la hora de elegir pareja para la cría, ni a la hora de aparearse; si les mantenemos en un buen alojamiento prácticamente aseguraremos que críen. Los mejores resultados se han dado en animales que viven en aviarios y utilizando el método de cría en colonia, aunque también se consigan reproducir en jaulas.  
Se reproducirán durante los meses de mayo y julio, aunque estas aves pueden llegar a anidar durante todo el año. Si queremos que nuestras mascotas se encuentren en un buen estado de salud no debemos permitir que saquen adelante más de 3 ó 4 nidadas al año. Para evitar esta circunstancia, durante el periodo que no queramos que críen, retiraremos las cajas de nificación.  
La hembra pone entre 3 y 5 huevos por nidada, depositándolos uno cada mañana hasta completar la puesta. El periodo de incubación es de aproximadamente dos semanas. Tanto el macho como la hembra intervienen de manera activa en la incubación de los huevos. A los ocho o diez días de la eclosión los pequeños gorriones abren los ojos, y comienzan a hacerse visibles los cañones que formarán las plumas. Anillaremos a las crías entre el séptimo y el noveno día de vida. El pico es de color negro a esta edad, y comienza a cambiar al color rojo adulto a los 40 días, finalizando este proceso aproximadamente un mes después.  
A los 26 / 28 días de edad los pollos abandonan el nido aunque seguirán siendo alimentados por sus progenitores durante diez días más.  
Emplearemos individuos para la cría con edades por encima del año en el caso de las hembras y por encima de los diez meses en el caso de los machos.  
 
La variedad silvestre se consideraba como compleja de criar. Actualmente esto ha cambiado y se reproduce en cautividad con relativa sencillez, lo que ha provocado la aparición de numerosas variedades como la blanca, la jaspeada o moteada, la marrón, la de cabeza negra, la isabelina...  
 
Debido a su robustez y adaptabilidad algunos países han prohibido la tenencia del gorrión de Java como consecuencia del peligro que implican para la agricultura en el caso de que una población de animales fugados se instale en la naturaleza.  
 
 
Distribución: Son nativos de Java, Bali, y otras islas próximas. Se ha introducido de forma secundaria en otros lugares como Sri Lanka , zona meridional de Birmania, Zanzíbar, la isla de Santa Elena, el archipiélago de Sonda, Timor, Sumatra, Borneo, China, Japón, Fiji, Formosa, Malasia y las Filipinas. También le podemos encontrar en algunas regiones de Africa, las islas Hawaii, e incluso se ha registrado una colonia de estas aves a las afueras de Miami.  
 
 
Alojamiento: Es una especie que se adapta perfectamente tanto a jaulas como a recintos exteriores, aunque por norma general, y sobre todo a la hora de criar se encuentran más cómodo en un aviario.  
 
Respecto a las jaulas que debemos de proporcionar a esta especie son aconsejables aquellas con unas dimensiones mínimas de 100 cm. x 65 cm. x 65 cm. para permitir a estas aves realizar el suficiente ejercicio como para mantenerse sanas. Hay algunos autores que señalan como dimensiones mínimas ideales 50 cm. x 40 cm. x 35 cm., pero estas medidas pueden resultar un poco justas. La jaula debe de contar con dos perchas situadas en los extremos. Como siempre es preferible que las perchas tengan un grosor variable para que el pájaro ejercite las patas. Una bandeja deslizante en el suelo de la jaula facilitará sobremanera la limpieza y la higiene.  
 
Si nuestra opción es una pajarera externa, es aconsejable que sea alargada para permitir que puedan volar la mayor distancia posible en sentido longitudinal. Las dimensiones mínimas aconsejadas serán de aproximadamente 2,5 m. x 1,30 m. x 1,80 m. para un alojamiento que contenga varios ejemplares.  
Cubriremos un tercio del techo con placas de fibrocemento o con cualquier otro material, así como parte de un lateral del alojamiento con el fin de proteger tanto comederos como bebederos de la acción del viento, la lluvia y las deyecciones de otras aves.  
El suelo estará cubierto con losetas o cemento ( fácil de limpiar y a prueba de intrusos). La tela metálica tendrá una malla de 12,5 x 12,5 mm., y se enterrará unos 30 cm. en el suelo para evitar que ratones y otros intrusos puedan acceder a nuestro aviario escarbando un agujero . Situaremos perchas que nunca coincidan en la vertical de comederos, bebederos y zonas de baño. El recinto estará suficientemente plantado. Tendrá como objetivo adornar el alojamiento y proteger a los animales más débiles ( sobre todo durante la época de cría) de los más agresivos y pendencieros; los gorriones de Java se mostrarán más confiados si cuentan con vegetación en la pajarera. De todas formas estas aves no requieren una zona de vuelo excesivamente plantada. Mucha precaución con las plantas que introduzcamos que no sean venenosas.  
La zona de vuelo se comunicará con un refugio. Tiene que ser una zona protegida del frío y de la humedad, con ventilación e iluminación suficiente, todo ello a prueba de fugas, y a ser posible con algún tipo e calefacción y en la que puedan encontrar comida y agua para no verse obligados a salir al exterior si no lo estiman oportuno.  
Es recomendable que durante la noche las aves cuenten con una luz de baja intensidad que les proporcione la suficiente claridad como para que si se bajan de la percha o se asustan, vean hacia donde vuelan y no se produzcan accidentes desagradables.  
 
Durante la época en que queramos que nuestros padda críen les proporcionaremos cajas nido que situaremos en proporción de dos por pareja formada y las emplazaremos en distintos lugares dentro del recinto para que elijan el nido que mejor les parezca, procurando separarlas lo mas posible unas de otras ya que al ser animales que crían en colonias delimitan su zona de cría y la defienden con fiereza. Con esta medida evitaremos disputas.  
Utilizaremos cajas nido semiabiertas, cajas nido para periquitos, o troncos huecos de madera de haya con un agujero de unos 5 cm. de diámetro. Las dimensiones de las cajas nido serán de 30 cm. x 25 cm. x 25 cm., también con un agujero de entrada de 5 cm. de diámetro.  
Debemos de proporcionarles material de nidificación en suficiente cantidad para que no se produzcan peleas demasiado cruentas. Podemos mencionar como válido para construir los nidos la fibra de coco, el sisal, el yute, agujas de conífera, hojas anchas, briznas de hierba, ramitas,...  
Con estos materiales construirán un túnel de sección circular, dejando la parte en contacto con el suelo de la caja sin completar, poniendo los huevos directamente sobre este. Para que los huevos no rueden podemos colocar antes de que fabriquen el nido una lámina de material blando como puede ser el césped artificial.  
 
Les encanta el agua y el baño por lo que es aconsejable proporcionarles un recipiente plano de poca profundidad de 4 cm.. Además de proporcionarles gran satisfacción les ayudará a tener un plumaje limpio y reluciente. Deberemos cambiar el agua a diario ya que tiene que estar bien limpio para que estas aves le utilicen.  
 
Es un ave que tiene un comportamiento pacifico con pájaros de menor tamaño (aunque debemos de estar siempre vigilantes ante posibles problemas), y sabe defenderse de aves mayores que él como los periquitos y agapornis. Esto le hace un buen espécimen para aviarios comunitarios. De todas formas, se aconseja alojarle con animales de idénticas dimensiones o incluso mayores.  
 
 
Alimentación: Se alimentan principalmente de semillas, entrando también dentro de su dieta una pequeña proporción de verdura fresca y proteína animal.  
 
Dentro de las semillas que forman su dieta principal se encuentran el panizo, el mijo, el arroz con cascara, el alpiste, semillas de colza, nabina, avena partida, etc.  
Hay autores que aconsejan una serie de mezclas específicas para esta especie que enumeramos a continuación para que el aficionado elija aquella que mejor se adapte a su situación y a los gustos de sus aves.  
"50% de mijo blanco, 25% alpiste y 15% de paniset y un 10% mijo rojo. Además es muy importante es la aportación de arroz con cáscara".  
"alpiste y una mezcla de semillas para pájaros exóticos, con avena, trigo y arroz integral."  
Mijo amarillo 45 %, mijo blanco 25%, alpiste 25%, semillas de colza 5%.  
Como dieta de semillas suplementaria y ofrecida a nuestras aves en un recipiente a parte de la dieta principal y de tiempo en tiempo podemos suministrarles  
cañamones y negrillo germinado.  
cardencha 15%, pipas de girasol pequeñas 15%, linaza 15%, semillas de negrillo 15%, semillas de anís 15%, sésamo 15%, avena mondada o descascarillada 10% y semillas de adormidera 5%  
Debemos de tener mucha precaución con la cantidad de semillas que les damos con la dieta suplementaria ya que hay algunas de estas que contienen mucha grasa y pueden hacer engordar en exceso a nuestros animales.  
 
El suministro ocasional de panojas de mijo proporcionan a los gorrines de Java además de una fuente rica en vitaminas una forma de distraerse y pasar el rato  
 
También les proporcionaremos frutas y verduras frescas como acelgas, dados de manzana, lechuga, achicoria, col, alsine, zanahoria cortada en dados, maíz dulce, bróculi, espinacas, coco, melón, guisantes, fresas, diente de león, uvas aplastadas... Un exceso en el suministro de verduras y frutas puede provocar a nuestras mascotas diarreas y problemas intestinales.  
 
Un suministro ocasional de pupas de hormiga, gusanos de la carne, grillos o cualquier otro tipo de invertebrados será bien recibido.  
 
Es fundamental que no les falte en ningún momento un aporte de calcio en fácilmente asimilable, como hueso de jibia o como cascara de huevo esterilizada convenientemente para evitar el peligro de la salmonela, y el grit o cascajo que utilizarán para triturar las semillas dentro de sus mollejas.  
 
En la época de cría les daremos pasta de salvado al huevo y pasta para insectívoros, comenzando unos días antes de la eclosión del los pollos. También fuera de la época de cría podemos suministrarles pasta al huevo en pequeñas cantidades una o dos veces a la semana. Añadiremos en el agua o en la pasta de cría vitaminas A, B1 , D y E.  
Cantidad:
Precio: 0,00 €/ 0 Pta. (IVA incluido)